Tutorial para ver páginas de la Deep Web con navegadores comunes


Se habla mucho de la seguridad en Internet y de prestar atención en dónde navegamos, pero no todos saben que lo que vemos de Internet es sólo la superficie de algo más grande, como a algunos les gusta denominarlo. Los sitios a los que entramos todos los días como Facebook, Twitter y Youtube son nada más que el 10% de todo lo que Internet esconde, el resto es lo que llamamos Darknet o Deep Web. Hoy les traemos un tutorial para ver páginas de la Deep Web con navegadores comunes, para no tener que andar descargando navegadores extra pero seguir protegiendo nuestra identidad.

Entrar a Deep Web en cualquier navegadorMuchos pensábamos que entrar a sitios web para chatear con desconocidos era algo peligroso, pero hay muchas otras cosas que desconocemos y que se ocultan muy en el fondo de la web. Como usuarios comunes podemos ver páginas de la Deep Web, navegar en ellas y hasta crear un dominio allí, pero así como nosotros podemos hacerlo, cualquiera puede y no todos son usuarios curiosos, sino que tienen otras intenciones. Con esto queremos decir que hay que seguir cuidando nuestra identidad y protegernos, por más que parezca algo sin importancia. En fin, si querés saber cómo ver páginas de la Deep Web con navegadores comunes, hoy te contamos todo lo que hay que saber.

Cómo entrar a la Deep Web fácilmente

En esta red alternativa la privacidad de los usuarios se cuida al máximo, pero el precio a pagar es que muchas veces nos encontramos con contenido que preferiríamos no ver. En el caso que queramos visitar páginas con dominio .onion, lo recomendable es utilizar Tor Browser, pero si lo que queremos es visitar páginas puntuales, existe un truco para evitar descargar software adicionales e ingresar en la Darknet desde cualquier navegador.

Lo que necesitamos para hacerlo es el servicio Tor2Web. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que al ingresar a un sitio web utilizando estas redirecciones, estaremos exponiendo nuestros datos personales como sucede en Internet convencional. Por lo tanto hay que proceder con cautela. Podría decirse que este método es una puerta de entrada a Tor, un proxy con el que únicamente hay que escribir .to al final de la dirección .onion para acceder al sitio web que queramos. Y listo, sólo en eso consiste el truco.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *