Tutorial para acelerar el inicio de Windows 10


Windows 10 presenta excelentes características, más que nada en lo referido a la sincronización entre los distintos servicios, pero a su vez tiene varias fallas en su rendimiento. Luego de la actualización de Windows 10, muchos usuarios han reportado la falta de espacio y a partir de distintos servicios que trabajan en segundo plano como Windows Defender, muchas quejas respecto al funcionamiento e inicio lento. Para ayudarlos a optimizar Windows 10, les traemos un tutorial para acelerar el inicio de Windows 10, algo que hará, en parte, la diferencia en el uso del sistema operativo.

Inicio Windows 10

Si bien todavía sigue sin ser perfecto el inicio de Windows 10, fue un salto importante teniendo en cuenta las versiones anteriores del sistema operativo. Esta nueva versión está lista para su uso antes que cualquier otra, pero todavía podemos mejorarla mucho más. Si sos usuario de este SO, seguramente te interesará saber cómo acelerar el inicio de Windows 10 de forma sencilla y sin instalar programas externos.

Cómo hacer que Windows 10 inicie más rápido

Lo primero que podemos hacer es activar el inicio rápido del sistema operativo. Si bien en muchas PC viene activada la opción por defecto, en muchas otras no, pero activarla no es difícil. Lo que tenemos que hacer es:

  • Abrir el panel de control en Windows 10
  • Seleccionar la opción Hardware y Sonido y accede a las Opciones de energía
  • Seleccionar Elegir el comportamiento de los botones de Inicio/Apagado. Pulsar en Cambiar la configuración actualmente no disponible
  • Activar la casilla Activar Inicio rápido.

Otra opción para que Windows 10 inicie más rápido tiene que ver con la memoria. Tenemos que hacer lo siguiente:

  • Escribir Administrador de tareas en el cuadro de búsqueda que hay en el escritorio
  • En la ventana que se abre al ejecutar el resultado de la búsqueda, localizar la pestaña Inicio que es donde aparecen los programas que carga el sistema al iniciarse
  • Todos los que no utilizas de forma habitual se pueden deshabilitar para que el arranque del PC sea más rápido. Para hacer esto, simplemente pulsamos con el botón derecho en la palabra Habilitado y seleccionar el nuevo estado en los programas que no queramos que se inicien con Windows.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *