Trucos para tomar buenos retratos fotográficos


Trucos para tomar buenos retratos fotográficos

A pesar de que una fotografía es algo muy subjetivo (ya que puede ser técnicamente mala pero generar muchos recuerdos y sensaciones, y eso es prácticamente lo que se busca generar), a veces está bueno aplicar ciertas técnicas para que logremos una toma prolija y armoniosa. Aunque quizás no tengamos tiempo para hacer un curso más avanzado o leer libros, etc., podemos tomar distintos consejos de fotografía por parte de profesionales para lograr nuestras mejores fotos. El día de hoy les traemos trucos para tomar buenos retratos fotográficos, un tipo de fotografía que todos hemos tomado en algún momento. Con estos consejos para tomar foto-retratos estarás totalmente equipado para captar la esencia de una persona o más con una simple fotografía.

– Objetivo: si tu cámara permite intercambiar los objetivos, lo ideal es contar con un lente fijo, que generalmente tienen diafragma más ancho, menor profundidad de campo y menos distorsión, algo que se consigue con objetivos normales a partir de 50 mm.

– Fondo: la mejor opción es un fondo neutro o de un color a elección para no quitar la atención del rostro. En el caso que se usen paisajes o fondos más elaborados, es necesario que no haya objetos que estorben (algo que sucede mucho en casas de familia, como floreros, cuadros, detalles de las paredes, etc.).

– Luz: en el aire libre, lo recomendable es que el día esté nublado, ya que no habrá mucha diferencia entre los lugares que tienen sombra y los que no. El sol potente del mediodía y horas cercanas está prohibido porque causa demasiadas sombras en el rostro y además molestan al modelo. En el interior se pueden aprovechar ventanas o bien iluminar con luces artificiales, acompañado de un cartón o plancha de politicen para reflejar la luz sobre el rostro. Una buena iluminación además ayuda a destacar los ojos ya que achica las pupilas.

– Perspectiva: para generar mayor ‘personalidad’ en la foto, lo mejor es colocarse a la altura de los ojos. Desde arriba obtiene efectos especiales y desde abajo, sólo si queremos demostrar dominio y poder. La dirección a la que mira el modelo debe ser de izquierda a derecha, resulta más simpática debido a que leemos en esa dirección.

– Configuración: aspectos más técnicos también influyen, por supuesto, en los retratos. El diafragma tiene que estar bien abierto, entre 1,8 y 3,5. Es importante que los ojos siempre estén nítidos, con el diafragma, corto tiempo de exposición y valores ISO bajos, evitaremos a toda costa que la imagen salga movida o ruidosa.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *