Qué tanto puede sumergirse en agua el nuevo iPhone 7


Apple es una empresa que tiene usuarios muy fieles, y muchos de los que ya tuvieron un iPhone 6 o iPhone 6S seguramente estén buscando la posibilidad de adquirir el nuevo y flamante iPhone 7. Este dispositivo tiene varias novedades y características que no tardaron en llamar la atención de los usuarios, entre ellas, la resistencia al agua. Este aspecto en particular no fue un éxito en smartphones anteriores, ya que había bastantes fallas y restricciones. Es por eso que hoy los invitamos a analizar qué tanto puede sumergirse en el agua el nuevo iPhone 7, algo que nos ayudará a saber de qué trata esta novedad, antes de adquirir el smartphone.

iPhone 7 a prueba de agua

Ni siquiera la actualización del sistema operativo, iOS 10, con su posibilidad de borrar apps preinstaladas y muchas otras novedades, fue tanta noticia como que iPhone 7 puede sumergirse en el agua. Parecía una noticia falsa pero realmente el teléfono tiene certificación IP67, que garantiza que el terminal es resistente al agua y al polvo. El tema de este certificado es que no garantiza la posibilidad de sumergir el smartphone, ahí es cuando muchos de los usuarios se confunden.

En lugar entonces de preguntarnos qué tanto puede sumergirse en el agua el iPhone 7, deberíamos preguntarnos: ¿realmente puede sumergirse en el agua el iPhone 7?

Las verdaderas limitaciones del iPhone 7

Muchos smartphones actuales ya tienen IP68, pero el iPhone 7, como les contábamos, tiene certificado IP67. Traduciendo, Apple apostó por una protección más avanzada, pero no dice en ningún lado si se puede sumergir o simplemente resiste unas gotitas de agua. Para aclarar las dudas de todos los usuarios o aspirantes a usuarios, un grupo de buzos ha puesto a prueba la resistencia real del nuevo equipo de Apple sumergiendo el teléfono a diferentes profundidades mientras grababan un video con él.

En la primera inmersión, la profundidad alcanzada fue de unos 4,5 metros durante 5 minutos, y en la segunda prueba, llegaron a unos 7,6 metros. En la primera, al salir del agua el teléfono estaba intacto y funcionaba con normalidad. Contrariamente, en la segunda inmersión, el terminal seguía encendido pero sólo funcionaban algunos de sus componentes. La pantalla ya mostraba daños por el agua y el botón home no encendía.

En síntesis: no recomendaría sacar fotografías bajo el agua utilizando el iPhone, aunque quizás pueda resistir una pequeña sumergida, mejor prevenir que lamentar. Estoy segura de que, si pudieron comprarse un iPhone 7, van a poder adquirir una cámara sumergible económica que son un 90% más baratas que el equipo de Apple.






» »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *