¿Qué es la Ley de Cunningham de Internet?


Internet está llena de términos que nunca terminamos de entender. Qué es www? Error 404? API? Se nos hace imposible conocerlos a todos, pero podemos estar informados sin tener que leer libros gigantes o mirarnos horas de documentales. Por otro lado, en Internet de la actualidad, existe una fórmula para obtener respuestas a nuestras preguntas, y consiste en escribir la respuesta equivocada para que los amos del conocimiento corran a corregirte. Si has escuchado hablar sobre esto y te preguntas qué es la Ley Cunningham de Internet, hoy te lo explicaremos.

Ley de Cunningham

Es cuestión de hacer la prueba. Podés escribir una entrada en tu blog, algún comentario en un foro o en alguna red social, fingiendo total ignorancia en el tema que necesitas investigar. Si es un tema popular, mucho mejor. Ni bien los “amos del conocimiento” lean tu comentario avergonzante y lleno de ignorancia, van a aparecer para explicarte todo lo que querés saber. De esto se trata la Ley Cunningham de Internet, que nos dice que la mejor manera de conseguir respuestas a una pregunta en la web, es escribiendo la respuesta equivocada.

Esta ley lleva el nombre de Howard Cunningham, un programador informático que creó la primera Wiki en el año 1995, y no tiene absolutamente nada que ver con la creación de la ley. El autor de la misma se llama Steven McGeady, un antiguo ejecutivo de Intel, que hizo su aporte en la Weekend Competition: Schoot’s Law, donde se invitaba a lectores a generar nuevas leyes. Su proyecto, por supuesto, fue la Ley Cunningham. Según Steven, el ejemplo más claro es Wikipedia, donde cada día, al menos un dato falso es corregido por otra persona.

Entonces, como conclusión, si te preguntabas qué es la Ley Cunningham, es la “competencia” intelectual que vemos día a día a través de Internet, donde todos opinamos, todos estamos enterados de absolutamente todos los temas. Como moraleja, aunque tengamos decenas de diplomas colgados en nuestra pared y tengamos un coeficiente intelectual mayor al de algún científico famoso, siempre va a haber algo que no sepamos, y no tenemos que sentirnos avergonzados por eso.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *