Mails con llamadas perdidas de WhatsApp


Mails con llamadas perdidas de WhatsApp

Quizás seas una de las tantas personas que ve en su correo electrónico montones de mails que utilizan a las llamadas de Whatsapp para atraer usuarios. Estos mensajes suelen traer como anzuelo al “Incoming Voice mail” de Whatsapp. La verdad es que hay que cuidar nuestros smartphones de contenido peligroso (click para leer cómo saber si tu smartphone tiene virus), y por eso hoy te contamos que hay que tener cuidado con los mails con llamadas perdidas de Whatsapp, y te explicamos por qué.

No resulta raro que se difundan virus a través de Whatsapp. Esta vez, a través de las llamadas, los timadores quieren que ingreses al mensaje perdido que te han dejado y comiences a escucharlo. Por supuesto que, al ingresar, no escucharemos nada, sino que ingresaremos a algún sitio con malware o se iniciará la descarga de algún archivo malicioso.

A pesar de que actualmente el furor por las llamadas de Whatsapp no es tan grande, siempre podemos caer en la trampa de algún cibercriminal. Hay muchas empresas o personas en particular que las utilizan para timar a la gente y enviarle malware a sus teléfonos u ordenadores, ya que generalmente quién se puede imaginar que una inofensiva llamada por este servicio pueda traer muchos problemas.

Los mensajes con Missed Voicemail o Incoming Voicemails en el asunto son bastante identificables, y no hace falta ser un experto o ser muy observador para darnos cuenta de dónde provienen. Sólo mirando en la dirección de correo podemos darnos cuenta que no es confiable, y antes de abrir algo podemos evitar el problema. Si bien en la mayoría de los correos electrónicos son detenidos por el filtro antispam, nunca podemos estar seguros y puede haber casos en que llegue a la bandeja de entrada, aunque sea temporalmente.

Como “moraleja”, siempre hay que ver bien a qué contenido ingresamos, y ante la duda lo mejor es preguntar a alguien que sepa más o simplemente buscar en Internet, seguramente hallaremos una respuesta o advertencia.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *