Cuál disco rígido externo es el mejor para una Xbox One


Estamos en la era de objetos multiuso, como los smart TV, smartphones, y hasta las consolas pueden ser utilizadas para varias cosas, como mirar películas sin ir muy lejos. Esta característica de la tecnología más actual, si bien es algo muy bueno, requiere de muchos más recursos, como la memoria por ejemplo. Si sus usuario de la Xbox One y te gustaría sacarle el mayor provecho posible, te contamos cuál disco rígido externo es el mejor para una Xbox One. Un complemento para añadirle más memoria a tu consola y dejarle espacio libre para hacer lo que se nos de la gana.

Discos rigidos para XboxLas posibilidades que tenemos con Xbox One, al igual que con otras consolas recientes, son inmensas: usar el control en la PC, mirar películas, como ya les decíamos, abrir puertos y jugar online, entre muchas otras cosas. Todas estas posibilidades requieren de una memoria limpia y disponible, por lo que muchas veces está bueno contar con un disco rígido externo para Xbox One. Hoy les vamos a contar qué les conviene ver al momento de elegir un buen disco rígido para Xbox One, además de las características que mejor irían con la consola.

Consejos para usuarios de Xbox One

En principio, debemos diferenciar entre el tipo de alimentación, externa o interna. Los discos duros de 5400 RPM requieren de menos energía para funcionar, y los discos de 7200 RPM requieren de energía extra que no proporciona el cable USB. Los discos de alimentación externa son más pequeños, llevan sólo un cable y se trasladan fácilmente, pero son más lentos. En cambio, los discos de alimentación interna son más rápidos pero ocupan más espacio y llevan un cable extra.

Luego, hay que diferenciar entre los discos mecánicos, SSD o híbridos (SSHD):

  • Discos mecánicos: tienen varios platos que almacenan la información de forma magnética. El medio es mecánico y, por ende, consumen más energía y se calientan más rápido. Son los más baratos (pero los más lentos) y tienen buena memoria.
  • Discos SSD o “Disco de Estado Sólido”: no utilizan mediso mecánicos, sino que funcionan de forma similar a un pendrive con módulos de memoria en su interior. Consumen menos energía, generan menos calor y son los más rápidos. Lamentablemente son bastante caros.
  • Disco SSHD o disco híbrido: combinan las dos tecnologías. Funcionan de forma mecánica y también incluyen módulos de memoria, sólo que más pequeñas que las del disco anterior. Si bien son más económicos que los anteriores, no tienen el mismo rendimiento.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *