Consejos para proteger la privacidad personal en internet


Como todo lo bueno, Internet tiene una cara “oscura”. Nos hemos enterado de muchos casos de crímenes que comenzaron como una conversación en alguna red social, o que la información sensible de alguien fue usada en su contra. La web es maravillosa y está repleta de posibilidades, pero el acceso que tenemos nosotros también lo tienen personas que quieren hacer daño, por eso es importante reforzar la seguridad de Facebook y demás redes sociales, y reservar nuestra vida y nuestras actividades lo más que podamos. Hoy les traemos algunos consejos para proteger la privacidad personal en Internet enumerando algunas cosas que es preferible no publicar y guardarlas para amigos y familiares.

Proteger mi identidad en Internet

Muchas personas optan por poner Instagram y Twitter privados, por ejemplo, otras cambian sus aplicaciones por algunas más seguras, como el caso de Telegram por Whatsapp, y demás. En mi caso personal, prefiero no publicar información sensible: si alguien quiere ver lo que publicamos, lo va a ver de una u otra forma, mucho más si tiene conocimientos informáticos. Así que proteger la privacidad en Internet consiste simplemente en publicar cosas neutrales y que no brinden nada de información personal que pueda ser utilizada para perjudicarnos. Con estos consejos para proteger la privacidad en Internet, como ya les dijimos, vamos a enumerar las cosas que es mejor no publicar.

Qué conviene no mostrar en internet

– Vacaciones: al brindar información sobre la próximas vacaciones, cualquiera que quiera entrar a tu hogar para robarte puede hacerlo tranquilamente porque sabe que la casa estará vacía mientras no estén. Lo mejor es guardar todas las fotos y anécdotas para la vuelta, estando ya en casa.

– Dirección de e-mail: esto es algo difícil porque todo sitio web requiere de tu dirección de e-mail. Por este motivo, lo mejor es tener una dirección personal y otra alternativa que usarás para ingresar a los sitios web y no habrá problema si recibís 20 correos spam por día. Sabrás que los mensajes realmente importantes estarán en tu correo personal.

– Número de teléfono: a través del celular pueden localizarnos, comunicarse con nosotros, etc. Si algún sitio web nos pide el número de teléfono, tanto el móvil como el fijo, lo mejor es asegurarnos que sea totalmente necesario. Y ni se te ocurra ingresar tu móvil en esos sitios falsos donde nos ofrecen premios y ofertas extrañas.

Que no publicar en Internet

– Dirección: nadie debería enterarse de dónde vives a no ser que sea alguien de confianza. Como en el caso anterior, lo mejor es publicarla en formularios en los que sólo sea necesario. Y, si vendemos a través de Internet, asegurarnos de que los clientes son confiables (amigos en común, referencias, qué fotos tiene, qué cosas publica, etc.).

– Tu ubicación: todas las aplicaciones actualmente ofrecen la posibilidad de realizar publicaciones y acompañarlas con nuestra ubicación. Directamente lo mejor es no dar ningún indicio de dónde estamos en ese momento, pero si lo acompañamos con una descripción específica de nuestra ubicación, ya no hay forma de evitar que los demás se enteren. No publiques nada de tus actividades o espera a estar seguro en tu casa para hacerlo.

Que no publicar en Internet

– Fotos de menores: el análisis de la vida en las redes ha ido bastante profundo. Últimamente se ha debatido el hecho de publicar fotos de hijos, sobrinos, nietos, etc., ya que no son conscientes de que los publican y en un futuro pueden llegar a molestarse. También evita atraer a pederastas, algo mucho más serio.

– Trabajo y estudios: si tenemos un mal día en el trabajo o en la universidad/colegio, no es la mejor opción desquitarse en las redes sociales. La queja puede llegar a un compañero o al mismo jefe o profesor y lo único que hará es perjudicarnos. De todas formas directamente tendríamos que evitar contar dónde trabajamos y estudiamos por el simple hecho que es un lugar que concurrimos bastante y donde seguro nos pueden encontrar.

– Documentos privados: nada de contratos, tarjetas de crédito, documentos de identidad o cualquier tipo de papel que aporte datos de nuestra identidad o servicios. Todo esto tiene información confidencial y personalizada que puede ser utilizada para perjudicarnos.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *