Cómo funcionan las apps anti mosquitos


De seguro hayan escuchado hablar sobre la app que ahuyenta mosquitos. La idea viene de un dispositivo que se vendía antes con el objetivo de evitar las picaduras de mosquitos, y se basaban en la emisión de ultrasonidos. La pregunta es… ¿funciona realmente ésto en los smartphones? El objetivo del día es contarles cómo funcionan las apps antimosquitos y concluir si realmente funcionan o no cumplen realmente su propósito.

Apps antimosquitoLa web y todo lo relacionado con la tecnología es tan abierto que nos obliga a preguntarnos miles de cosas: para qué sirven las VPN, cómo funcionan y qué son los seguros para celulares, si realmente las apps que prometen cosas imposibles son reales, entre muchos otros ejemplos. Hay mucho fraude en la web y por eso debemos mantener la mente abierta y estar atentos ante cualquier cosa. El tema de las apps antimosquitos es que ningún estudio ha demostrado qué tan eficaces son, y por otro lado, la publicidad de las apps y los dispositivos antimosquitos (que por cierto no son muy económicos) los venden como soluciones milagrosas.

Apps que prometen cosas imposibles

Las aplicaciones antimosquitos se basan en la emisión de sonidos en frecuencias superiores a las que puede captar el oído humano, pero que aturde a los mosquitos. Al no tener un sustento científico, se advierte en primera instancia que este método no impide las picaduras completamente, sino que funcionan con tipos específicos de mosquito. De todas formas, los dispositivos antimosquitos de los que les hablábamos han sido catalogados como “engaño”, y las empresas encargadas de desarrollarlos no se han preocupado por publicar estudios o investigaciones que sostengan su funcionamiento.

Funcionan las apps antimosquito

Esta problemática se ha trasladado a los smartphones, donde varias aplicaciones aseguran que es el método más eficaz y cómodo para ahuyentar a los mosquitos. Digamos que no es la primera ni la última vez que podemos llegar a ver aplicaciones fraude, pero en este caso estamos confiando algo que podría afectar a nuestra salud. Uno de los primeros engaños que salen a la luz es que prometen una frecuencia de 26 mil Hz, cuando el altavoz del smartphone soporta entre 20 Hz y 20 kHz. Y, al hacer funcionar el altavoz en segundo plano, gastan toneladas de batería y recalienta mucho el smartphone.

En conclusión: estas apps pueden traer virus, provocar un desgaste en el teléfono y, tras eso, no cumplen totalmente con su cometido. Sigamos confiando en el repelente en aerosol.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *