Cómo funciona una Pantalla Táctil


Cómo funciona una Pantalla Táctil

Los progresos de la humanidad relacionados con la tecnología son inmensos si comparamos un par de décadas atrás. Uno de los aspectos más notorios y que ahora predomina en todo tipo de dispositivo, ya sea celulares, lectores de ebooks, tablets, computadoras, etc., es la pantalla táctil. Ésto es algo increíble y realmente pocas veces reparamos en la complejidad de su funcionamiento. Para los curiosos, hoy les traemos información acerca de cómo funciona una pantalla táctil y sus componentes.

Si nos ponemos a pensar, el funcionamiento de una pantalla táctil se asemeja a un teclado invisible integrado a un monitor. Si lo pensamos de esta manera, es muy necesario entender cómo funciona un teclado común y corriente, en donde cada tecla es un interruptor eléctrico. Cada vez que presionamos una tecla, se completa un circuito y fluye una corriente, que por supuesto varía dependiendo la tecla que hayamos oprimido, y de esta forma la información llega al equipo que procesa lo que estamos escribiendo.

Las pantallas táctiles utilizan un concepto similar, pero sin utilizar interruptores, membranas de plástico y demás materiales que ocupan mucho más espacio, además de impedir que veamos la pantalla. Ahí es donde entran los trucos que permiten detectar el tacto de manera invisible. A continuación distinguiremos la tecnología de las pantallas táctiles, diferenciándolas según su forma de uso.

Pantallas táctiles resistivas

Estas pantallas están compuestas por dos capas muy delgadas de película plástica conductora, ubicadas sobre la pantalla, lo que permite medir el cambio en la resistencia producido al realizarse la conexión eléctrica, debido a la unión de las capas. Son las más baratas de fabricar, pero no es multitouch, es decir, sólo capta la posición de un dedo a la vez.

Pantallas táctiles capacitivas

En este caso, se construyen uniendo un panel de vidrio recubierto con un material conductor, aprovechando la capacidad del cuerpo humano de conducir electricidad. De esta manera, cuando el usuario toca la superficie de la pantalla, activa un campo eléctrico, el cual se traduce en comandos a través del hardware. La desventaja de este método es que no podemos usar lápices ópticos regulares, sino que necesitamos uno especialmente diseñado que suele ser más caro.

Pantallas táctiles infrarrojas

La tecnología infrarroja utiliza emisores y receptores de rayos infrarrojos, instalados a lo largo de los ejes del dispositivo. Con esto se genera una matriz de luz infrarroja en toda la superficie de la pantalla, y cuando un punto es tocado, se detecta la coordenada y se traduce. Con esta tecnología podemos hasta usar guantes para manejarlas, son multitouch, pero generalmente son caras y voluminosas, además de sensibles a la suciedad.

Pantallas táctiles de onda acústica

Este tipo de pantallas transmite dos ondas acústicas a través de la superficie, por supuesto inaudibles para las personas. Una de las ondas es horizontal y la otra vertical, y cada una se dispersa por toda la superficie de la pantalla, rebotando en reflectores acústicos. Cuando el usuario apoya el dedo en la superficie, el dedo absorve parte de la potencia acústica, atenuando la energía de la onda. El circuito controlador medirá el momento en que recibe una onda y determina las coordenadas.






» »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *