Análisis de iPad Pro


Análisis de iPad Pro

Justamente hace unos días hablábamos de la resolución del iPad Pro comparada con otros dispositivos de la empresa (leer artículo), y la verdad es que una de las características más notorias es su enorme pantalla, aunque por supuesto presenta otras novedades muy interesantes. Las tablets en general funcionan como un intermedio entre el smartphone y las portátiles, pero el iPad Pro se acerca cada vez más a ser el sustituto de las computadoras en distintos escenarios. El día de hoy les traemos un análisis de iPad Pro para que puedan saber un poco más sobre sus características y posibilidades.

Comenzando por las dimensiones, que aunque en números no parezca la gran cosa (aumenta de 9.7 pulgadas a 12.9), la diferencia realmente se nota, tanto a la vista como al momento de sostenerlo. Y pese a que Apple consiguió que una tablet de tal formato pese a penas 700 gramos, sigue siendo pesada para lo que estamos acostumbrados. En síntesis, manipular un iPad Pro en situaciones cotidianas no será tan sencillo como lo era con tablets anteriores de la empresa. Por otro lado, el uso natural es en modo apaisado, por lo que las apps que tienen diseños en modo vertical se enfrentarán a un problema si quieren que sus aplicaciones sean utilizadas en el iPad Pro.

Ahora, una vez que hayamos encontrado la posición correcta para utilizar el iPad cómodamente, las dimensiones son un gran punto a favor. Da la sensación de que estamos frente a la pantalla de un portátil pero con un panel que lo supera en todo aspecto. El gran beneficio de la altísima resolución y la densidad supone un gran cambio en el detalle de las imágenes, lo que supera ampliamente a cualquier tablet del mercado. Estamos frente a un dispositivo con una excelente reproducción del color, ángulos de visión completos, gran nivel de brillo y maravillosa respuesta táctil, integrando una nueva tecnología para incluir el uso de un lápiz óptico, que la compañía vende de forma separada por casi 110 euros.

La idea del Pencil del iPad Pro es funcionar como una herramienta creativa, ideal para diseñadores o profesionales relacionados con la imagen y el diseño, quienes se sentirán muy cómodos utilizando este iPad de dimensiones extraordinarias. En otras palabras, no está orientado a una constante interacción con la tablet, a pesar de que puede ser utilizado para lo que el usuario desee.

En iPad Pro todo es fluidez, y desde que iniciamos el dispositivo en primera instancia y comenzamos a movernos entre las aplicaciones, manipulando archivos o trabajando a pantalla dividida, esto es algo que se nota al instante. Apple ha aportado en este sentido, 4 GB de memoria RAM y un procesador A9X. La memoria interna de 128 GB también vuelve a ser un elemento de alto nivel, tanto en velocidad de escritura como de lectura. Y hablando de hardware, se integra conectividad LTE en el modelo con datos y WiFi ac con dos antenas MIMO, además de la identificación por huella digital con Touch ID. Por último, el sonido se reparte en cuatro altavoces colocados en las esquinas, que si bien limitan el grosor del dispositivo, permite un sonido amplio y potente.






» »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *